Si no se cumplen los objetivos, ¿habrá una exención o el software caerá? / Titulares de Economía

Los tres objetivos relevantes del acuerdo con el FMI -la acumulación de reservas, el pasivo fiscal y el monetario- corren un detención aventura de ser incumplidos en el segundo trimestre, aunque el vocero del organismo internacional, Arroz Gerryconfirmó que no habrá cambios en las pautas del software.

En ese entorno, la pregunta que empieza a surgir en el mercado es si delante un posible Solicitud de exención (lo siento) en nombre de Argentina, las autoridades del FMI lo otorgarán o el acuerdo puede caer e interrumpir el emisión de los desembolsos previstos.

Para los analistas, un posible fracaso a solo dos meses del acuerdo con la FMI -fue permitido formalmente por el directorio de esa institución el 25 de marzo- es producto de «errores de diseño» y «fallas compartidas».

Los analistas dicen que el acuerdo con el FMI nació «con errores de diseño» que conducen a un incumplimiento de las metas.

FMI: ¿por qué habría un incumplimiento de metas tan pronto?

Adrián Yard Bullereconomista cabecilla de Facimex Valores, afirmó que «las desviaciones que se están acumulando tan temprano son demasiado grandes y eso es una musculoso señal de que el software estuvo mal diseñado desde el principio. Hubo suposiciones que no se cumplieron, como la inflación«la cual se fijó en un rango anual de entre 38% y 48%.

“Es un programa que nació con claras inconsistencias. Quizás la más importante ha sido combinar una política fiscal muy gradual con una agresiva restricción al financiamiento con emisión monetaria del BCRA”, analizó.

En sintonía, el consejero LCG afirmó que «ya se nota un aerofagia de fracaso del acuerdo» y sostuvo que «hay responsabilidades compartidas por múltiples actores». Y cuestionó: “En primer lugar está el diseño del paquete de medidas. El programa se realizó en un contexto en el que la inflación impulsada por el precio de la energía estaba generando problemas a nivel mundial. Los supuestos de inflación con que se ha trabajado hasta ahora ya están desfasados».

Además, LCG mencionó «la falta de volumen político para llevar a cabo el programay argumentó que «la necesidad de que se apruebe (en el Congreso) el apoyo de la oposición ya implicaba un comienzo flojo para un acuerdo que representa un ajuste». Finalmente, la consultora consideró que «hay una responsabilidad» que «es pertenece al gabinete económico por la falta de voluntad de impulsar las políticas a las que se ha comprometido».

La meta de acumulación de reservas es una de las más comprometidas, según economistas

La meta de acumulación de reservas es una de las más comprometidas, según los economistas.

FMI: si hay un incumplimiento, ¿concederá una exención o se puede cancelar el programa?

Buller de patio evaluados en una exposición virtual organizada por Facimex que «Hay incentivos de ambas partes para que Argentina permanezca dentro del programa». El economista argumentó que “por el lado del FMI, un aliciente es que en marzo hicieron el desembolso grande. Y, de ahora en adelante, casi todos los desembolsos neto del resto del programa son negativos; es decir, que ante cada revisión los fondos que nos van a entregar no alcanzan para cubrir los vencimientos de deuda que tiene el país».

A su vez, «del lado argentino, el equipo económico sabe que tiene que evitar un escenario de defecto porque podría tener efectos disruptivos en términos macro”, afirmó. El analista subrayó que “estamos ante un programa que refinancia vencimientos pero no hay dinero fresco para desembolsar” lo que, dijo, lo diferencia del acuerdo stand-by que había sido firmado a mediados de 2018 con el FMI. «El FMI ve la situación del macro argentino y sabe que si cae el acuerdo, el país no está en condiciones de satisfacer los vencimientos»subrayó.

De igual recitación, el economista Federico Glustein dijo a iProfesional que «el FMI sabe, porque avaló ciertas perspectivas económicas, que Argentina tenía muchas posibilidades de no alcanzar todas las metas, por lo que será relajado y dará un exención». Y agregó: “Además, el FMI es el principal acreedor de nuestro país y Argentina es el crédito más grande en la historia de la organización, hay un ganar-ganar (win-win) en sostener el acuerdo a pesar de algunas desviaciones”. Sin secuestro, Glustein cree que el FMI «se va a poner más duro a medida que pase el tiempo y los impagos sean mayores, lo que tendrá un veterano impacto en el futuro gobierno».

Por su parte, Fernando Baer, de Quantum Finance, juzgó que “la renuncia vendrá, porque el programa está diseñado para incluir renuncias, pero si las desviaciones son muy marcadas, se podría dificultar. No descarto que en ese caso el programa pueda caer en el tercer lugar”. o cuarto trimestre».

Para LCG, delante el incumplimiento de metas, “el gabinete económico y el FMI tendrán que analizar la conveniencia de continuar con el programa actual, no será fácil digerir un fracaso tan rápido, no para el ejecutivo, sino para el organización misma».

Algunos economistas creen que habrá un cambio en las metas del segundo semestre con el FMI

Algunos economistas creen que habrá un cambio en las metas del segundo semestre con el FMI

Metas con el FMI: ¿se mantendrán sin cambios?

Buller de patio argumentó que las declaraciones de Rice de que las metas y objetivos del programa permanecerán sin cambios «no tienen mucho sentido cuando la mayor parte del sesgo es causado por fallas en el diseño del programa», por lo que «lo más razonable es que haya cambios sustanciales».

Además, el analista explicó que “cuando se firmó el programa se estableció que las metas del primer semestre eran criterios de ejecución, es decir, se tenían que cumplir. Pero las del segundo semestre eran indicativas, solo se convertirían en objetivos firmes si el programa avanzaba en la línea de lo planteado en el momento de firmarlo, cosa que evidentemente no sucedió”.

“Hay elementos de sobra para pensar que esas metas para el segundo semestre se pueden cambiar y que cuando se conozcan los nuevos criterios de ejecución para el segundo semestre veremos números diferentes. También es probable que algún ajustador social aparecerá un gasto que permita disimular un poco lo que va a ser el desvío de la meta fiscal”, especuló.

En este entorno, el analista cree que «Mirando en dirección a el futuro, es probable que tengamos un software levemente más sensato, quizás con objetivos monetarios y de reserva más flexibles, compensados ​​por una política fiscal levemente más estricta y supuestos de inflación más realistas.Creemos que van a intentar validar poco intermedio en la zona del 65%».

En este contexto, LCG aseveró que «si hay poco que nos preocupa no es tanto cambiar el software con el FMI, sino que esto retrasará aún más el regreso de Argentina a los mercados de deuda y su salida de la bolsa».

Palabras secreto de esta nota:
#cumplen #los #objetivos #habrá #una #exención #software #caerá
Fuente: iprofesional.com

Leave a Comment