Las 5 claves del escándalo ‘partygate’

Lo que empezó como la filtración de un saludo en los jardines de Downing Street en pleno covid, se ha convertido a día de hoy en el anciano escándalo que afecta al Gobierno conservador de Boris Johnson, que este lunes se someterá a una moción de censura interna. Fiestas hasta las cuatro de la albor, licor en exceso, borracheras, vómitos, una pelea, música y karaoke son algunos de los hechos estudiados en el crónica de la policía metropolitana de Londres sobre el caso ‘partygate’. Estas son las claves:

Cronología de las fiestas

Hasta el momento, ha trascendido la celebración de 16 fiestas “ilegales” entre mayo de 2020 y diciembre de 2021 en las que no se respetaron las medidas sanitarias del covid impuestas por el Gobierno de Johnson. El 19 de junio de 2020, por ejemplo, el primer ministro anglosajón celebró su cumpleaños con una fiesta en Downing Street a la que asistieron unas 30 personas, a pesar de que las reuniones sociales en interiores estaban prohibidas en aquel momento. En la misma límite trascendieron “reuniones de trabajo”, algunas en dependencias interiores de la residencia oficial y la sede del Gobierno en las que no se respetaban las distancias sociales, se bebía licor e incluso había música y bailoteo. Johnson trató de acreditar su presencia en esa y otras reuniones similares de despedida de algún miembro del personal. Aún así, se sucedían los escándalos. Por ejemplo, tras la fiesta de despedida del director de Comunicaciones James Slack, finalizada de albor, los limpiadores se encontraron con salpicaduras de morapio en las paredes y mensajes advirtiendo a los participantes que dejaran el edificio por la puerta de antes, según el crónica

Las investigaciones

La Policía Metropolitana de Londres condujo una investiagación al poco de restallar el engendro. tras ello, se encomendó a la ingreso funcionaria Sue Gray a nivel parlamentario. El crónica parlamentario de 37 páginas estudia 16 fiestas y contiene nueve fotos. Cuatro de ellas son del cumpleaños de Johnson en junio de 2020, en la sala donde se celebran los consejos de ministros. Los detalles en el crónica sobre las fiestas en Downing Street durante la pandemia son reveladoras del clima de indiferencia a las normas y la ley que regía en la residencia oficial del Primer Ministro.

Cronología del escándalo

La cautiverio de filtraciones de información e imágenes de las fiestas prohibidas en el número 10 de Downing Street comenzó el pasado diciembre de 2020. Por aquel entonces, Johnson negó que hubiera habido fiestas en la residencia y aseguró que las recomendaciones de seguridad sanitaria se habían cumplido siempre en su residencia y entre su equipo. Sin bloqueo, horas a posteriori de esta testimonio, se filtró un vídeo del personal de comunicación ensayando entre bromas cómo explicar en una rueda de prensa las fiestas en Downing Street. El vídeo fue huecograbado el 22 de diciembre. Desde entonces, no han dejado de conocerse detalles de lo ocurrido. Tras la investigación, que ha ido poniendo durante seis meses detalles sobre la mesa, Boris Johnson encajó los resultados pidiendo disculpas en la Cámara de los Comunes, que repitió en una conferencia de prensa posterior, como ya hizo en ocasiones anteriores. “Asumo completamente la responsabilidad de todo lo que ocurrió bajo mi control”.

Consecuencias y dimisiones

Johnson negó por activa y por pasiva la existencia de esas fiestas en varias ocasiones hasta que se filtró el primer vídeo. Entonces, en diciembre de 2020, se hizo manifiesto un vídeo en el que su secretaria de prensa, Allegra Stratton, bromeaba fingiendo una rueda de prensa en la que le preguntaban por unas “fiestas en Downing Street” en parte de la segunda ola de contagios de coronavirus. Muchos han sido los escándalos durante el gobierno de Johnson, pero las fiestas en Downing Street durante el confinamiento, el llamado ‘partygate’, ha provocado una enorme ola de repudio entre sus propios diputados y entre los ciudadanos. La primera en anunciar su dimisión por los escándalos fue Munira Mirza, responsable del unidad político y una de las fieles asesoras de Johnson desde hace más de una decenio. Tras ella, numerosos cargos siguieron su reguero. Jack Doyle, Director de Comunicaciones de Downing Street, Martin Reynolds, Secretario Privado del primer ministro y convocante de un ‘party’ con 100 personas durante la pandemia o Dan Rosenfield, Director del Personal en el equipo de Johnson, son algunos de los nombres. 

Las multas

De las 126 multas interpuestas por la policía británica, 53 han ido dirigidas a hombres y 73 a mujeres. Además, 28 personas han recibido más de una puro. La policía explicó que las multas se refieren a ocho de las fechas en las que se celebraron eventos en la residencia del primer ministro y otras oficinas gubernamentales entre mayo de 2020 y abril de 2021.

Leave a Comment