Juicio de Johnny Depp contra Amber Heard invisibilizó la violencia contra las mujeres: experto – El Financiero

“Si vives o has vivido violencia por parte de tu pareja, olvídate de denunciar porque te vamos a juzgar, a culpabilizar, a ridiculizar y nadie te va a creer”: tal es el mensaje que envía el dictamen en protección del actor Johnny Depp en el litigio contra su exesposa, Amber Heard.

Así lo considera Alejandra Collado, investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios de Artículos (CIEG), de acuerdo con una nota publicada en la Gaceta UNAM.

Durante el llamado “juicio del año”, explica Collado, se mostró vulnerado y eclipsado el derecho a denunciar, a nombrar la violencia o a alzar la voz frente a la embestida vivida.

Juicio de Johnny Depp contra Amber Heard, un reality show

La experto considera que la sociedad no ha entendido las desventajas que hay para las mujeres que denuncian a figuras de poder, y las ventajas estructurales, mediáticas y económicas que sí tienen los hombres, como las que tuvo el actor.

“La transmisión en vivo del juicio como si fuera un reality show y la mediatización del caso fungieron como dispositivos de poder para validar la experiencia del actor e invisibilizar o invalidar la de ella. Aunado a esta estructura desigual entre géneros, se ridiculiza y revictimiza hasta la invisibilización la violencia vivida por ella. Entonces, todo se convierte en una suerte de plaza pública digital en la que cualquiera tiene que emitir una opinión porque es el tema en boga”.

Ante un asunto de índole pública, los usuarios de internet polarizan y espectacularizan una problemática en la que, por lo menos en México, tiene un saldo de 10 mujeres víctimas de feminicidio al día, siendo mayormente parejas o exparejas sentimentales quienes cometen el delito, dice Collado en la entrevista para la publicación universitaria.

Un conmoción para el #MeToo

La investigadora del CIEG explica que el #MeToo fue y es un movimiento político para nombrar la violencia, para alertar a otras mujeres y tratar de curar juntas. Desenmascaró a personas poderosas, mayormente hombres, que ejercieron violencia y acoso sexual sobre mujeres que se encontraban en una posición de subordinación.


El uso de este hashtag, luego del dictamen en protección de Depp, es un conmoción para el #MeToo si se pensó que este movimiento era para dañar y destruirlos a ellos. Lo entendieron como una confesión de conflagración y venganza por parte de mujeres que habían sufrido a manos de hombres, y que era como una revancha, añade la académica.

Si se desestima el movimiento #MeToo, dice la experto, significa que nunca le creyeron a las víctimas, porque nones se hizo conciencia de la problemática de violencia de pareja que a veces llega al feminicidio. “No es por culpa de Amber que ahora no vayan a creer en las mujeres que denuncian, nunca les creyeron ni hubo intenciones de hacerlo”, afirma.

Agrega que durante el litigio el el conocido vio a dos personas destruirse una a la otra, donde una de ellas siempre estuvo en superioridad de etapa, situación económica, triunfo y haber simbólico o cultural crematístico, y la otra no.

“La violencia existe en los vínculos relacionales de mujeres y hombres, de mujeres y mujeres, de hombres y hombres porque la estructura de la heterosexualidad obligatoria así lo marca, pero la consecuencia y el castigo no es igual para un hombre, y mucho menos poderoso, que para cualquier mujer”, enfatiza.

Leave a Comment