Exponen experiencias en control biológico de plagas desde la observación de la empresa

La observación desde la empresa frente al control de plagas con enemigos naturales fue presentada en una extensa y completa charla que se llevó a límite en el ámbito de la asignatura Protección de Bosques (CBIT 210), que imparte el Dr. Cristian Montalva, universitario de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la Universidad Austral de Chile.

El vitrina de “Experiencias de control biológico en plagas emblemáticas en plantaciones forestales” fue el Sr. Claudio Goycoolea, director de la empresa Consorcio de Protección Fitosanitaria Forestal, ubicada en Los Ángeles, quien presentó a través de la plataforma Zoom en la Sala Federico Saelzer.

Ver video de transmisión en YouTube.

Goycoolea comenzó explicando los objetivos de la sanidad forestal. “El primer objetivo es disminuir a niveles ecológicos, económicos y/o sociales sustentables las pérdidas provocadas por plagas relevantes en el bosque y productos forestales. Otro objetivo es contribuir a facilitar el comercio internacional de productos primarios del bosque. Este es un punto muy importante, dado que la producción forestal de Chile es, en su mayoría, de exportación, por lo tanto, si no nos preocupamos de la sanidad de los productos forestales no podremos obtener la madera final”, señaló.

Claudio Goycoolea, director de la empresa Consorcio de Protección Fitosanitaria Forestal.

Teniendo en cuenta que todo ser vivo puede enfermarse, destacó la importancia de preocuparse de las plagas, ya que cada vez se hace un uso más intensivo de las plantaciones forestales, exigiendo más cuerpo y se toleran menos las pérdidas que las plagas provocan. “Cuando hablamos de sanidad forestal hablamos de evitar pérdidas”, enfatizó.

También se refirió a las plagas cuarentenarias, es opinar, aquellas plagas potenciales de importancia económica para el país que implican peligro para el sector forestal, aun cuando la plaga no esté en el país, o, en el caso de que esté, no se encuentre extendida y se mantenga bajo control oficial. “El control oficial quiere decir que el SAG ha puesto las reglas sobre cómo manejar la plaga, por lo tanto, nuestro quehacer debe enmarcarse en el control oficial de ésta”, aclaró.

Trabajo en conjunto

Uno de los puntos relevantes que el diestro recalcó es la aprieto del trabajo en conjunto a nivel franquista y incluso internacional, correcto a que los agentes dañinos no respetan los límites de propiedad. “Si el vecino no hace manejo de su plaga, yo tendré que realizar un manejo más intensivo, gastar más recursos y en consecuencia tener más pérdidas”, indicó.
Pero ¿Cuáles son las pérdidas que causan las plagas? La más tranquilo es la mortalidad, aunque incluso provocan la destrucción de la madera, reducción del crecimiento, deformaciones, retraso en la regeneración, pérdida de plántulas en cuna, disminución en producción de semillas, etc. Los agentes dañinos pueden ser plagas tanto en plantaciones como bosque nativo, en huertos semilleros, viveros forestales, productos de madera y otros.

El diestro incluso se refirió a cómo enredar una plaga, entregando información acerca de puntos como la vigilancia y el dictamen, estrategias a seguir, prevención investigación, etc.

Protección sanitaria forestal

Es una disciplina relativamente nueva en Chile que adquiere importancia desde 1985 en plantaciones y desde 2007 en la industria.

“En un mundo globalizado no hay barreras fitosanitarias que impidan el movimiento de las plagas. Las vías de ingreso son múltiples, embalajes, productos, plantas, semillas y también a través de las personas. Es fácil viajar a otro país y que quien haya estado en contacto con el bosque traiga una plaga”, comentó. Es por eso que recomienda duchar tanto los zapatos como la ropa en esos casos.

La segunda parte de la charla se enfocó en las experiencias de control biológico de plagas, para lo cual comenzó definiendo el término: “El control biológico es definido por la OILB como la utilización de organismos vivos o de sus productos para evitar o reducir las pérdidas o daños causados por los organismos nocivos”.

En nuestro país se utilizó por primera vez en 1903, cuando se introdujo desde Estados Unidos una chinita para el control de la conchuela de los olivos. En tanto, en 1985 se inicia el primer software de control biológico en plantaciones forestales.

Luego, describió diversas experiencias de manejo con control biológico y finalmente describió cómo es un software de control biológico en plantaciones, destacando el trabajo en conjunto, el monitoreo permanente y la investigación básica y aplicada.

La próxima presentación de este ciclo de charlas de sanidad forestal será el 28 de junio a las 8:30 hrs.: “Rol del Servicio Agrícola y Ganadero. Plagas cuarentenarias ausentes y presentes en el país”, a cargo de Ariel Sandoval, de SAG central. La actividad se desarrollará en la Sala Federico Saelzer y incluso será transmitida en directo por el canal de YouTube FacforenUACh.

Visto: 3

Leave a Comment