El consejo de filial de Metrovacesa rechaza la OPA de FCC al considerar inadecuado el precio

El consejo de filial de Metrovacesa ha rechazado la Oferta Pública de Adquisición (OPA) lanzazo por FCC con el objetivo de alcanzar una décimo del 29% en el haber de la promotora inmobiliaria, al considerar que el precio ofertado de 7,2 euros no es el adecuado.

De esta forma, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), nadie de los consejeros titulares de acciones de Metrovacesa aceptará la propuesta, si proporcionadamente cada capitalista decidirá si acude o no a la OPA, cuyo plazo de admisión concluye el próximo 14 de junio.

Los miembros del consejo se basan en los informes que le encargaron hacer a BofA Securities para analizar la operación desde un punto de instinto financiero, que concluyen en una opinión desfavorable de la propuesta al considerar que “no recoge adecuadamente el valor intrínseco de las acciones de Metrovacesa”.

Esta opinión se encuentra alineada con la de otros analistas, como los de Banco Sabadell, que hace unas semanas recomendaban no aceptar la propuesta, al creer que el precio era bajo: “No nos preocupa que no llegue mejora (de precio), porque estimamos que Metrovacesa puede pagar 680 millones de euros en dividendos en los próximos cuatro años, lo que equivale al 57% de la capitalización, por lo que estamos cómodos con el perfil de generación de caja de la compañía en solitario”.

Entre los accionistas con presencia en el consejo están Santander y BBVA, el primero con el 49% de las acciones y el segundo con el 21% del total, que siquiera acudirán a la propuesta, según han confirmado tras una reunión del consejo de filial que ha tenido oficio este lunes.

En concreto, Mariano Olmeda, Francisco Javier García-Carranza, Carlos Manzano y Ana Bolado Valle, consejeros dominicales en representación de Grupo Santander, y Enrique Migoya y Cesáreo Rey-Baltar, del Grupo BBVA, han manifestado esta atrevimiento. Entre ambas entidades ya suman un 70% de las acciones, por lo que todo el resto de accionistas tendrían que aceptar la propuesta para alcanzar el objetivo afectado por FCC.

El consejo de filial de la promotora ha precisado incluso en el comunicado remitido al mercado que esta OPA “no responde a ninguna iniciativa estratégica de Metrovacesa, ni ha sido solicitada ni buscada en modo alguno por el consejo de administración”.

PLANES DE FCC

Por su parte, FCC Inmobiliaria, la filial a través de la cual la compañía lanzó la propuesta, indicaba en el folleto de la OPA que no renunciará a estar presente en el víscera de filial de Metrovacesa una vez culmine la OPA, posteriormente de que la constructora controlada por el magnate mexicano Carlos Slim no haya descartado profesar, de forma individual o con otros accionistas, el derecho de representación proporcional.

En cualquier caso, la compañía aseguraba que no tiene planes para promover cambios en la estructura, composición y funcionamiento de los órganos de filial, dirección y control de Metrovacesa, y por lo tanto no tiene intención, inicialmente, de proponer o solicitar la designación de representantes en su consejo de filial.

Igualmente, al tratarse de una décimo inferior al 30%, FCC considera esta operación como una oportunidad de inversión, sin tener capacidad para realizar cambios en las actividades, objetivos, actuaciones y organización de Metrovacesa.

En este sentido, siquiera tiene planes de promover o proponer modificaciones de su política de dividendos, en el sentido de repartir, al menos, el 80% de la reproducción de flujo de caja soberano en cada año.

FCC defiende en el folleto que el objetivo de esta transacción es “consolidar un grupo inmobiliario sólido y de gran dimensión, con mayor eficiencia de gestión derivada de las sinergias operativas y financieras que permiten aprovechar las oportunidades de crecimiento del sector”, al mismo tiempo que diversificar el aventura y la presencia de FCC Inmobiliaria en la geodesía española.

Leave a Comment