¿Cuándo pueden aparecer los niños a patinar? Los consejos de un pediatra para practicar este adiestramiento

Una de las claves más importantes para la vitalidad y el correcto progreso de los más pequeños y pequeñas de la casa, es el adiestramiento. Y moverse cuanto más mejor. Además no existen actividades mejores o peores, lo importante es que los niños estén y sean activos. Uno de esos ejercicios puede ser patinar, pero siempre teniendo en cuenta una serie de pautas e indicaciones.

Antes de comenzar, es importante memorar las recomendaciones de actividades física en perduración pueril que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según explica a laSexta.com el Dr. Enrique Pérez, pediatra y doble en medicina del deporte y miembro del Grupo de Trabajo de Ejercicio Físico de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria de Atención Primaria (SEPEAP), “las indicaciones de la OMS son claras: los niños y niñas deben realizar al menos 60 minutos de actividad física moderada, además de moverse lo máximo posible. Es decir, ir a los sitios andando, evitar trasporte pasivos, así las como escalares mecánicas… Todo movimiento, además de la práctica de ejercicio físico, suma”

De hecho, y según explicaba incluso, ya en el año 2019, la Asociación Española de Pediatría (AEP) en el documento ‘Caminando al cole’, “ir y volver caminando al colegio supone casi el 65% de la actividad diaria recomendada en los niños”. Ya que sólo con “andar durante 20 minutos al día aumenta un 11% la resistencia de la columna vertebral, un 8% la flexibilidad y un 69% el equilibrio”, confirmaban.

Por ello es importante, que adicionalmente del adiestramiento físico o el deporte que los niños practiquen, se muevan y eviten lo más posible el sedentarismo, uno de los factores de peligro, adjunto con una comida no saludable, para la aparición del sobrepeso y la obesidad pueril que tanto preocupa en la hogaño a las familias. Los datos de obesidad pueril en España se sitúan un 18%.

Cabe destacar incluso que “no existen ejercicio o deportes mejores o peores, cada uno aportará o tendrá unas cualidades, lo más importante es que a los niños/as le guste la actividad que estén haciendo. “El mejor deporte es el que les mantenga activo y les motive, y puedan hacerlo en cojín a sus características y prioridades”, señala el experto.

Pero, ¿qué pasa si los pequeños quieren patinar? ¿Cuándo es recomendable empezar a hacerlo? ¿Qué beneficios aportaría? El doctor Pérez nos aporta algunas pautas esenciales que como familias debemos tener en cuenta.

1. Edad a la que pueden comenzar a patinar

En primer lugar, debemos saber la edad a la que pueden empezar a practicar, si quieren, este ejercicio. Porque no podrían empezar cuando quisieran. “Por la etapa del progreso neuromotor del escuincle lo recomendable sería al menos, a partir de los 4 abriles, ayer es difícil. Lo idóneo sería a partir de los 5 abriles, pero al menos, que no sea ayer de los 4 abriles”, indica el doctor.

También un artículo publicado en EnFamilia, la revista de la AEP, explica que en menores de 5 años, una vez sepan caminar, tiene más importancia el tipo de actividad que la intensidad en sí, por lo que pueden incluir “deambular, ir en bici, columpiarse o sesiones con más pago energético como puede ser pasar, juegos de pilla-pilla, saltar, actividades con pelotas y ejercicios en el agua (bañera o piscina)”.

Después, a partir de los 5 años -tal como señala este informe- se pueden introducir actividad física de moderada a vigorosa como por ejemplo “caminar rápido, contar en bici, monopatín, patinar o pasar. Juegos activos que implican pasar, deportes como el hockey, baloncesto, flotación, tenis o fútbol, etc.”.

2. Los beneficios de patinar

Es importante también, antes de empezar a practicar este deporte, saber los beneficios que tiene. “Estos ejercicios de patinaje, bici y otros deportes sobre ruedas lo que potencian son sobre todo son dos cualidades físicas: la coordinación y el firmeza. Y incluso la flexibilidad, que siempre nos solemos olvidar de ella y la OMS recomienda trabajarla al menos dos veces por semana”, sostiene el experto.

En cuanto al tipo de patines que podemos usar, “verdaderamente no hay mucha diferencia entre unos y otros, porque muchos de éstos se adaptan a las ruedas, ya sean de 4 o estén en confín”, apunta el experto.

“A los niños les suele complacer esta actividad sobre todo por la velocidad que puedan alcanzar, porque es quizá para ellos más querida que deambular o pasar y les puede motivar más a la hora de hacer esta actividad. Recordemos que no hay actividades mejores ni peores, sino que es importante que a los niños/as les guste y que sobre todo lo hagan siempre de forma segura”, sostiene el experto.

3. Siempre con medidas de seguridad

Y es precisamente este último punto el más importante de todos: practicar este ejercicio de forma segura, sobre todo al principio, cuando se está empezando. “Es secreto que los niños/as usen al patinar cascos, rodilleras, coderas y muñequeras, pero sobre todo el casco. La protección aquí es fundamental”, insiste el experto.

“También es importante que estén vigilados y supervisados por un adulto y que patinen siempre en los lugares habilitados para ello: ausencia de carreteras, sitios donde pasen coches…”, añade. Siempre en sitios o lugares habilitados, como las pistas de patinaje que existen en los centros y lugares deportivos. Al principio pueden ir acompañados de un adulto que les guíe y les oriente y poco a poco a poco, pueden ir soltándose, pero siempre con las medidas de protección que hemos dicho.

“Patinar puede ser una actividad muy buena incluso por el progreso colectivo, a nivel social es una actividad que se presta para estar con la grupo o a estar incluso con otros niños/as en lugares habilitados para ello”, concluye el avezado.

Leave a Comment