Consejos y lazarillo para comprar un molinillo de café | Tecnología

Dejando a un flanco las máquinas de cápsulas, cuando hacemos un café, ya sea de cocido, en una máquina tipo italiana o en una eléctrica, el sabor que da un café recién molido, frente al que ya viene de tienda, es sustancial.

Por eso creemos que, si el café es parte fundamental de nuestra dieta, contar con un molinillo nos hará disfrutar más de esta bebida que tantos seguidores tiene en todo el mundo.

El problema es que, a la hora de comprar un molinillo, podemos estar un poco perdidos y precisar ayuda para comprar el que más se adapta a nosotros y lo que buscamos.

En un principio podríamos intentar entender si nos viene mejor manual o eléctrico, pero incluso debemos conocer parámetros por los que decidirnos por un maniquí en concreto y no por otro.

Esto es lo que vamos a intentar contarte en este artículo, por lo que si quieres entender mejor qué molinillo es mejor para ti, no puedes dejar de ojear lo que tenemos para contarte.

¿Por qué es mejor triturar el café?

Está claro que un buen café depende de muchos parámetros, como la calidad de la materia prima en sí, el tipo de tueste recibido, cómo lo hemos molido, qué tipo de conservación ha tenido e incluso la temperatura a la que ha sido preparado.

Es mejor que el café lo trituremos nosotros mismos a que venga ya molido, ya que los granos tienen una capa extranjero que los protege contra la oxidación y mantiene mucho mejor el efluvio. En el momento en que la humedad y la propia oxidación empiezan a hacer de las suyas, degradándola y perdiendo efluvio.

Por eso un café recién molido siempre sabe mejor, porque no ha habido tiempo de que pierda ninguna de sus facultades. El mejor es triturar el café que vamos a tomar en este momentoconservando así todas sus propiedades.

el hecho de triturar en casa Nos permitirá tantear con diferentes tipos de granos, de distintos países y elaborados de distintas formas, ya que este tipo de café prácticamente siempre viene en brizna, poco racional, sobre todo si hemos comprado una variedad más o menos monopolio.

Otra cosa a tener en cuenta es la espesor del café, poco a lo que no mucha clan le presta atención. Hay granos más gruesos y más finos, por lo que siempre será bueno contar con un molinillo capaz de triturar a nuestro estilo.

Las amoladoras de cuchillas no tienen la capacidad de designar la configuración de molienda, sin confiscación, las que usan ruedas se pueden tener la llave de la despensa para obtener la molienda más cercana a lo que queremos.

A la hora de triturar podemos charlar de tres niveles:

  • Multa: para máquinas de espresso.
  • Medio: cafeteras que tienen filtro.
  • Grueso: Cafetera italiana.

Desde el siglo XV consumimos café tostado y molido. Si quieres seguir siendo fiel a la tradición, carencia mejor que prepararlo tú mismo en casa. Cafeteras de instilación o modernas cafeteras de cápsulas, ¿cuál prefieres?

¿Amoladora manual o eléctrica?

Está claro que cada uno de ellos tiene sus ventajas y desventajas, como es ordinario. Por ejemplo, los molinillos manuales son más caros de usar en comparación con los eléctricos, pero incluso te permiten triturar el brizna exacto que deseas.

A molinillo manual vale la pena cómpralo porque con él podremos conseguir el nivel exacto de molido que buscamos, encima no se recalientan y suelen ser los más baratos a la hora de comprarlos, aunque incluso los hay asaz exclusivos. Algo que debes tener en cuenta es que muchos se venden para ornato, no te confundas.

Molinillo Cooko1Molinillo Zpresso JX

los amoladora electrica vale la pena cuando no queremos desembolsar ningún tipo de esfuerzo. Los hay de dos tipos, los que vienen con cuchillas y los que tienen dientes, siendo estos últimos mucho más precisos.

La otra gran delantera es la celeridad, ya que consiguen niveles de molienda en mucho menos tiempo que el manual. Los precios varían según el tipo de molinillo y la marca.

Bosch TSM6A013BDe’Longhi Dedica

En qué debemos fijarnos para comprar el mejor molinillo

Ahora que tenemos claro el tipo de molinillos que hay y cuáles son sus ventajas e inconvenientes, puede que sea el momento valentísimo para entender qué debemos inquirir en un producto de este tipo para no equivocarnos en la operación.

Son conceptos que nos pueden suponer tanto si lo compramos manual como si es eléctrico.

  • Diseño: esto es poco que debe designar cada usufructuario, cuál le gusta más y el que mejor combina con la ornato de la cocina. Es aseverar, cada persona es la que tendrá que lanzarse,
  • Depósito: Teniendo en cuenta que las tazas suelen contener aproximadamente de 5 a 7 gramos de café, es hora de lanzarse cuál sería el barriguita del depósito que más nos conviene. Esto se consigue sabiendo cuántos cafés tomamos al día y teniendo en cuenta si queremos triturar una vez al día o cada vez que vayamos a escanciarse.
  • Cuchillas o muela abrasivas: si nos gusta nuestro café menos molido, en genérico deberíamos decidirnos por un molinillo de cuchillas, pero si queremos que el nivel de molido sea viejo y que nos permita designar el grueso, las muelas abrasivas son la mejor decisión.
  • Usar: siempre que usemos un molinillo, debe ser cómodo, ya que a veces pasa que, al hacer un diseño más espectacular, lo hacen incómodo a la hora de actuar, por lo que ese tipo de producto no debería estar en nuestra índice de operación.
  • Seguridad: Cualquier dispositivo electrónico debe ser seguro. Podemos tener dos tipos de seguridad que nos parecen muy interesantes, como que nunca te deja trabajar si la tapa está abierta y que es capaz de tener subidas de tensión o periodos de funcionamiento moderadamente largos.

Lo bueno es que ahora tienes toda la información que necesitas entender para comprar el molinillo que mejor se adapta a ti y a tu forma de tomar café en casa.

Lo cierto es que gracias al maniquí de molinillo que elijas, el café te saldrá muy enjuidioso, ya que, como incluso te hemos dicho, hacerlo con granos recién molidos es la mejor experiencia que vas a comportarse.

Leave a Comment