Cita con la vela de los XIX Juegos Mediterráneos en aguas de ‘Los Andalusíes’

Del 25 de junio al 6 de julio, la ciudad argelina de Orán será la caudal del deporte mediterráneo; acogerá la 19ª estampación de los Juegos Mediterráneos. En esta serie ‘Road to’ Euronews permite a los espectadores conocer algunas particularidades, ver cómo se preparan algunos de los deportistas para el evento, y descubrir, el increíble tablas de la competición.

El 25 de junio, en Orán, la segunda ciudad más importante de Argelia, dará eclosión la esperada cita deportiva, un acontecimiento multideportivo en el que van a participar más de 6 000 deportistas (exactamente 6 361), procedentes de 26 países de la región mediterránea. Van a competir en 244 pruebas, en 24 deportes diferentes. Entre ellos, la vela.

El superficie consumado

La colchoneta náutica ‘Los Andalusíes’ es el superficie donde se van a celebrar las competiciones de vela. Se encuentra a unos treinta kilómetros de la ciudad. Con su magnífica arena blanca y fina, su playa es una de las más populares de la región. Lleva este nombre desde el siglo XV, a raíz del desembarco de los refugiados que huyeron de España tras la caída de al-Ándalus.

Este espacio no fue estimado por casualidad por los organizadores del evento. Este sitio es, sencillamente, uno de los más destacados de la zona, como nos explica Nazim Addou, presidente de la Liga de Vela de Orán y director de la competición de vela de los Juegos Mediterráneos. “El campo de regatas de Los Andalusíes fue elegido por su notable zona acuática, y también por sus grandes condiciones climáticas, como podemos observar. Sobre todo, por el viento del oeste que es dominante en este periodo, y esperamos contar con las mismas condiciones durante todo el periodo de los Juegos Mediterráneos”.

La competición y el nuevo ‘tablero de juego’

Las pruebas de vela se desarrollan desde el 27 de junio hasta el 3 de julio, para 170 deportistas. Las diferentes citas de esta 19ª estampación incluyen algunos clásicos, como el Láser radial para las mujeres y el Láser estereotipado para los hombres, así como la flamante categoría iQFOil, para los dos sexos. Se prostitución de una tabla que ‘vuela’ sobre el agua y alcanza velocidades máximas de 30 nudos. Se convertirá en disciplina olímpica en París 2024. Los Juegos Mediterráneos, en Orán, suponen una gran oportunidad para la puesta a punto de los windsurfistas.

Sin retención, esta nueva tabla es temida por los deportistas. “El gran reto al que nos enfrentamos es la nueva tabla olímpica, la iQFOil”, declara Fátima Abid, campeona africana de windsurf en 2016. “Antes competíamos con la tabla RS:X, con la que te quedas en el agua. Pero con la iQFOil, tienes que ir por encima del agua”, señala.

A pesar del desafío, los deportistas argelinos prometen dar lo mejor de sí mismos por su bandera. La vela es una de las disciplinas más esperadas en la competición. La campeona africana de windsurf en 2019, Amina Berrichi, que participó en los Juegos Olímpicos de Tokio, lo confirma. “El Ministerio de Juventud y Deporte y todos los responsables cuentan con la vela y dan importancia a este deporte. Nosotros, como deportistas, haremos todo lo posible para representar bien a nuestro país. Esperamos hacerlo bien, ¡Si Dios quiere!”.

La costa de Orán

Pero la costa oranesa no se reduce solamente a la playa de ‘Los Andalusíes’. La ‘corniche’, al oeste de la ciudad, es uno de los lugares preferidos por lugareños y turistas. Consta de una veintena de kilómetros de largas playas de arena y costas rocosas, bañadas por aguas cristalinas. Estas playas son especialmente populares durante la temporada de verano. Están las playas de Ain el Turk, desde Paradis hasta Bomo, pasando por Beau Sejour y Cap Falcon.

Y, si vamos un poco más allí, a unos 50 km del centro de la ciudad, podemos encontrar un pedacito de paraíso entre el mar y el bosque: la playa de Madagh, frente a la cual se pueden ver las maravillosas Islas Habibas, una estupendo zona armada protegida.

“Contamos con mucha variedad en los paisajes, en las playas, en comparación con otras regiones argelinas, por ejemplo”, declara a Euronews un pollo, en Madagh. “Es un sitio ideal para descansar. Aquí tenemos todo lo necesario para que la mente se relaje. Es perfecto”, explica una mujer que disfruta del alivio en la misma playa.

En el playa uruguayo de Orán, desde el pueblo pesquero de Kristel hasta el salvaje Aïn Franine, se pueden encontrar pequeñas calas y hermosos rincones. Otros espacios para que lugareños y turistas disfruten del mar Mediterráneo.

Preservar el medioambiente

Ocuparse de la naturaleza y no provocar un gran impacto en ella es uno de los objetivos de los organizadores de los Juegos Mediterráneos. A finales de abril, la oficina de la estructura territorial del Observatorio Nacional de la Sociedad Civil y el Comité Organizador de los Juegos Mediterráneos (COJM), celebraron una reunión para enriquecer el software relativo a las actividades que acompañan al evento. En los diferentes talleres se trataron temas como la pubescencia y el deporte, los circuitos turísticos, la civilización y las artes, el voluntariado y la ciudadanía y, por supuesto, el medioambiente y el progreso sostenible.

Los miembros del taller de Medioambiente y Ciudadanía propusieron, entre otras cosas, la estructura de jornadas de voluntariado para la fregado del playa oranés, y el embellecimiento de edificios públicos mediante campañas dedicadas a la ayuda voluntaria.

En cuanto a la preservación del medioambiente, nos reunimos en Ain el Turk con Souad Rechoum, miembro de CAP Environment, una asociación nave que organiza, regularmente, ‘salidas dedicadas a la limpieza’ en el playa de Orán. Durante un paseo en barco por la bahía, nos explicó los objetivos de la asociación. “La función del organismo es retirar de la zona todo lo que sea plástico, botellas, bolsas… Somos unas treinta personas, que salimos al mar, pero también a los bosques de los alrededores, para recoger la basura. Limpiamos el mar y toda la costa, para mejorar el medioambiente”, señala.

Leave a Comment