Bolivia: cotización de pestillo del euro hoy 6 de junio de EUR a BOB

En la última trayecto el euro se negoció al pestillo a 7,23 bolivianos en promedio, lo que supuso una ladera del 0,28% con respecto a los 7,25 bolivianos en promedio de la trayecto previa.

En relación a la rentabilidad de la última semana, el euro anota un medra del 0,01%; aunque en términos interanuales aún acumula un descenso del 9,89%. Si confrontamos la emblema con jornadas anteriores, giró las tornas respecto del de la trayecto antecedente, donde se anotó una subida del 0,21%, demostrando que no es capaz de establecer una tendencia estable en fechas recientes. En narración a la volatilidad de la última semana, presentó un balanceo manifiestamente superior a la volatilidad que mostraron las cifras del postrer año, de modo que está pasando por una grado de inestabilidad.

En la foto anual, el euro ha llegado a pagarse en un mayor de 7,76 bolivianos en promedio, mientras que su nivel más bajo ha sido 6,93 bolivianos en promedio.

El boliviano

El boliviano es la moneda de curso reglamentario de Bolivia desde 1987 y se divide en 100 centavos, antiguamente se usaba el peso boliviano pero éste fue sustituido. El Banco Central de Bolivia es el entraña encargado de regular la expulsión de la moneda.

Hoy día se encuentran en circulación las monedas de 10, 20 y 50 centavos, así como 1, 2 y 5 bolivianos. En 1988 un boliviano era equivalente a un dólar estadounidense.

En cuanto a la fabricación, la moneda boliviana detuvo su acuñación e impresión durante la época colonial oportuno a la desliz de interés política, lo que ocasionaría que finalmente las monedas y los billetes fueran creados en el extranjero por el bajo costo que ello implica. En el año 2013 aún se fabricaban en países como Reino Unido, Francia y Chile.

Respecto a la bienes, en el año 2014 Bolivia recurrió a un elevado compra manifiesto y un creciente crédito interno para prolongar su crecimiento, pero estas decisiones resultaron en un aumento de la deuda pública y la reducción de las reservas internacionales.

Al igual que en todo el mundo, la pandemia de coronavirus afectó severamente a la bienes de Bolivia, aunque la inflación no fue tan entrada como en otras naciones latinoamericanas pues cerró el 2021 con un 0,90 por ciento.

De acuerdo con las proyecciones realizadas este año por el Banco Mundial, para el 2022 Bolivia crecerá solamente un 3,7%, sin requisa, el presidente Luis Arce ha desafiado estos pronósticos y ha asegurado que el Producto Interno Bruto (PIB) podría crecer hasta un 6 por ciento.

Aunado a ello, el país cerró el 2021 con un superávit comercial de 1,471 millones de dólares, el primero en los últimos seis primaveras, en donde se registraron saldos negativos anuales en la romana. Aunado a estas condiciones, el desempleo ha tenido un aumento de 5,2 por ciento.

El país incluso se enfrenta a los esfuerzos globales para mudarse a las energías limpias, por lo que estas condiciones orillarán a uno de los mayores países exportadores de gas a agenciárselas alternativas.

Te recomendamos:

Noticias

Leave a Comment